lunes, 14 de marzo de 2016

Jana la rana.

Un día una niña de 11 años, andaba por el bosque. Cantaba feliz, mientras caminaba.
Cuando estaba de camino a su casa, encontró una poción de color naranja.
Jana se creía que era zumo de naranja y se lo bebió. De repente empezó a vibrar y después se convirtió en una rana. Era verde y mohosa. Tenía lunares naranjas y bastante grandes.
Cuando Jana se convirtió en rana, al lado de la botella que Jana tiró al suelo cuando empezó a transformarse,apareció una nota.
Jana un poco mareada y asustada, cogió la nota como pudo y la leyó. En ella ponía:

"Usted ha bebido una poción mágica, que la ha convertido en rana. Si logras encontrar al mago, que vive en el castillo de Mandaja, él podrá volver a convertirla en humana. Pero solo tendrá 24 horas para conseguirlo, si no se quedará así para siempre"
Entonces Jana quería ir a ese castillo, pero no sabía como ir.
Sin rumbo Jana empezó a caminar.
Por el camino se encontró ha un caballo. Se llamaba Lolito.  Estaba correteando.
Jana le preguntó:

"¿Cmo puedo ir al castillo Mandaja?"

Lolito le indicó la dirección. Y Jana continuó su camino.

Por el camino también se encontró con un gato y un perro discutiendo.
Jana le preguntó lo mismo que a Lolito.
La gata que se llamaba Juana  y el perro se llamaba  Toto. 
Le dieron las indicaciones y la rana siguió caminando por donde los animales del camino le iban indicando.

Al poco tiempo llegó a una zona con mucha luz y muy bonita. 

Allí vio a un pájaro que se llamaba Lorito.
Jana le preguntó, que si aquel era el castillo Mandaja.
Y Lorito le dijo que si.

Entonces Jana entró y le dijo al mago:


"En el bosque encontré una poción y me la bebí. Entonces me he convertido en rana y quiero volver a ser una persona"


El mago le dijo que no tenía su barita. La tenía un buey, amigo suyo.
Jana le preguntó que donde se situaba ese buey.
El mago le dijo:
"Esta en la cueva oscura, que se encuentra al lado de este castillo. Parece que no es peligrosa, pero al estar tan oscura y no verse nada, puede llegar a ser un gran peligro"

Jana se despidió del mago y emprendió su camino.
Jana estaba muy nerviosa porque solo le quedaban 5 horas para poder encontrar al buey.
Entonces entró a la cueva chocándose con muchas paredes rocosas.
De repente escuchó una voz. Era la voz del buey.
La rana le explicó lo que le había pasado y le pidió por favor que la convirtiera en persona, que ya solo le quedaban 4 horas.
El buey le dijo que si la iba a convertir en persona, pero a cambio tenía que acabar con el dragón que vivía en esa cueva, con una espada que le dio.

Ella aceptó y con la ayuda de unos murciélagos que había por allí, fueron a derrotar a el dragón.
Juntos lograron derrotarlo, aunque varios murciélagos salieron heridos.
El buey, tal y como prometió convirtió a Jana en persona, pero no solo a ella si no a todos los animales que habían tomado la poción. Entre ellos los animales que había visto por el camino.
Y además curó a lo murciélagos heridos.
Todos los que habían tomado la poción se hicieron muy amigos.
Y desde ese día intentaron ayudar a todos los animales y a esconder las pociones.



                                                               FIN
                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario