lunes, 14 de marzo de 2016

La súper perrita Pelucha y el apocalipsis zombie.

Erase una vez una perrita abandonada en una finca,la encontró mi papá llamado Juan Carlos .La acogimos la familia en casa de el papá de Alba.
 Hasta que un día...

Todos los medios de transporte dejaron de funcionar, no había gente en la calle.Se empezó a oír un ruido muy raro, la familia salió a ver que pasaba en la calle era muy raro no había nadie ,de repente salieron varios zombies. La perrita se bebió un líquido muy raro de el suelo era de un color muy raro, la familia no se dio cuenta, se tiró al suelo inmovil .Alba se dio cuenta se tiró al suelo con ella y no se separó, de repente vino una gatita que se llamaba estrella  puso las patitas sobre el cuerpo de la perrita y de repente se despertó la perrita y estaba más activa que nunca: saltaba más alto,corría muy rápido,etc...

Lucharon por llegar al cerebro para poder desactivarlo pero no lo encontraban, la perrita que tenía súper poderes, tenía el olfato más desarrollado que los demás perros y claro olía súper bien pero no le hacían caso para seguir el camino para desactivar el cerebro, por el susto que les había dado.La gatita de repente desaparicio, Alba que le tenía mucho apego no quería seguir el camino sin ella, ya que había salvado a su perrita.

Pelucha, ya que la había salvado también quería hacerle un favor, se separaron de la familia sin que se diesen cuenta,salieron corriendo pelucha iba oliendo el rastro y llegaron a un edificio abandonado, la gatita estaba asustada la tenía encerrada el cerebro jefe aquel que tenía que desactivar la familia.

Él dijo:
-Donde está esa familia con la que estabas. (Le dijo muy enfadado)

Ella maullaba muy suave, con mucho miedo.

Alba y Pelucha decidieron llamar a la familia pero de donde conseguirían el agua, por suerte había una fuente muy cerca, pero por desgracia estaba averiada.

Había una casa cerca con la puerta abierta pero lo que no sabían era el plan de los zombies. La familia cogió un cubo y lo rellenó de agua y de repente se cerró la puerta. La gatita había confesado, la familia que era muy astuta escondió el cubo en un sitio de la casa,el cerebro jefe se acerco a ellos y le dijo:

- Ya no sois tan poderosos. Hahaha.

Alba le contestó:

- ¡Qué te lo has creído tú! y susrrando dijo -¡Ya!

Y su padre saco el cubo de agua se lo echó encima y tembló de repente la tierra, Alba corriedo saco a la gata de la jaula (donde la tenía encerrada).

Y de pronto paró el temblor y salieron de la casa y todo había vuelto a la normalidad.

Los medios de transporte funcionaban, había gente, y la perrita había vuelto a la normalidad. y como agradecimiento a la gata podía ir a su casa a comer pienso,y como agradecimiento la gata le regalo todo su amor y cariño.


                                                                         FIN
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario